jueves, 8 de enero de 2009

Merlucita...

A estas alturas ya nadie se puede quejar de resacas, empachos o similares... eso sí, posiblemente ya sea flagrante y evidente que sí, que extrañamente la ropa nos queda un poquito más apretada... así que venga, los turrones para los invitados y nosotros a comer merlucita...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada